martes, 22 de marzo de 2011

Pintura costumbrista

Camino a Pullyhué

El campo ha sido el tema preferido de muchos pintores, entre los cuales me incluyo. 
Esta escena en que los bueyes son guiados hacia el lugar donde ayudarán al hombre en duras tareas, como mover enormes troncos, arar la tierra, o trasladar una casa, corresponde a una localidad cerca de Ancud en la isla de Chiloé.
Me maravilla la fuerza y potencia de estos animales y lo humilde que son, aguantando gritos y varillazos que reciben en sus lomos. Pienso si ellos los quisieran responder, dejarían a los hombres en muy malas condiciones.
Creo que por esta razón los pinto, por su silenciosa humildad versus su enorme potencia.
Recorriendo enormes distancias, cabeza baja obedeciendo siempre.

4 comentarios:

  1. Señora Maria Ines
    no se nada de pinturas ,pero si se que su arte es maravilloso, me gustaría saber mas sobre este tema para así poder enviarle mi opinión , pero yo como espectadora, de estas hermosas pinturas, le doy mi humilde opinión, mas que pinturas son el registro nato de nuestra cultura y belleza geográfica, no todos conocen Pullyhué, por ejemplo, en realidad, lo que sentí al ver sus pinturas fue el querer ver mas o buscar todos los detalles y rincones de su pinturas le agradezco por tan hermoso trabajo, quisiera seguir viendo mas una y otra vez un gran abrazo me despido jeannette Duarte

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A veces, solo hay que sentir la obra, solo eso...

      Eliminar
  2. Un buena pintura como esta expresa sentimientos y los sentimientos no se definen, se sienten simplemente (padre e hijo construyendo su propia realidad, donde la soledad se transforma en campo, naturaleza, animales y trabajo en un camino de vida que es siempre presente). Una hermosa obra.

    ResponderEliminar